Promociones especiales

Acuchillado y barnizado


                                                                                                                                                         

El barnizado es un proceso de acabado aplicable a todo tipo de suelos de madera, incluyendo tarimas o parquets flotantes. Consiste en aplicar una capa de barniz sobre la superficie de madera ...


                                                                                                                                                         

El barnizado es un proceso de acabado aplicable a todo tipo de suelos de madera, incluyendo tarimas o parquets flotantes. Consiste en aplicar una capa de barniz sobre la superficie de madera que previamente habrá sido lijada y limpiada. El barniz debe tener una fluidez determinada para que pueda extenderse con facilidad, y lo normal es aplicar varias manos para un acabado perfecto.

Tras administrar el barniz hay que secarlo y endurecerlo al mismo tiempo para que quede perfectamente anclado a la madera. Este proceso es sumamente importante y complicado, ya que depende de varios aspectos tanto físicos como químicos derivados del disolvente utilizado, los componentes del barniz, la temperatura ambiente, el nivel de humedad, el tipo de madera, etc... Hay que tener mucho cuidado con todos estos puntos, pues de lo contrario se pueden originar defectos imposibles de arreglar. También dependiendo del tipo y marca del barniz variará el espesor máximo de la película que se aplique, que nunca debe superarse.

Después de la primera capa de barniz la superficie suele quedarse rugosa, requiriendo un  una vez pulido seco para dejarlo liso y libre de irregularidades. Nuevamente será necesario pasar el aspirador antes de aplicar la siguiente mano. Es conveniente que el pulido y el barnizado se realicen lo más rápido posible y siempre en el mismo día, dado que el pulido pierde eficacia con el paso de las horas.

Otro aspecto a tener muy en cuenta es la limpieza previa de la superficie, ya que después del lijadi y barnizado hay polvo de madera por todas partes, incluso paredes, techos, ventanas, puertas, lámparas, etc... Hay que limpiar a fondo todo ese polvo para evitar que pueda depositarse en la película de barniz cuando éste sea aplicado. Lo ideal es usar sopladores y aspiradores. No basta con barrerlo con un cepillo.

Más

Acuchillado y barnizado  No hay productos en esta categoría